Categorías
#lasolidaridadnocierra

Tiempo para el cuidado espiritual

Regálate todos los días un tiempo para cuidado de tu Espiritualidad”. Con esta invitación hecha en la campaña “la solidaridad no cierra”, desde Cáritas queremos animar a dejarnos acompañar por Jesús en estos días tan especiales para la Comunidad Cristiana y tan singulares por el momento que nos toca vivir. El tiempo reciente de Cuaresma y la esperada (esperanzada) Pascua se ven empañadas, este año, por unas circunstancias inéditas para nuestra historia reciente.

Nadie podía imaginar, haca poco más de un mes, que nuestra actividad diaria, nuestro estilo de vida se iba a ver condicionado hasta el punto que estamos experimentando. Todo en nuestra rutina, nuestra “normalidad” en los hábitos personales y comunitarios ha dado un giro repentino de impredecibles resultados. Como si nuestro “tren de vida” (fuera a la velocidad que fuera) se habría quedado sin luces y parado en seco, y todos nosotros y nuestras cosas se hubieran volteando por fuerza de la inercia quedando todo “patas arriba”. Una situación de la queremos ir saliendo, porque necesitamos ir recogiendo y recolocando, buscando un nuevo lugar de acomodo, aunque desconocemos el cuándo, y el cómo. Sabiendo, además, que nada será igual y que algo nuevo se está iniciando.

Y así, de repente, sin buscarlo, es cuando nos encontramos una nueva oportunidad para dar sentido a nuestra experiencia de vida, a las experiencias que estamos viviendo y compartiendo. Situaciones nuevas e inesperadas que afrontamos en soledad, o en el mejor de los casos, en compañía de la familia más cercana. Nuevas emociones que entran en nuestra escena y que pasan de la tristeza de los datos y las noticias, a la euforia de los balcones.

Una nueva oportunidad para hacernos conscientes de que “la escucha atenta de la Palabra de Dios, y la oración personal y familiar sostienen nuestro camino, nos llenan de fortaleza y paciencia y nos impulsan a salir de nosotros para pensar en los demás y entregarnos sin reserva”. (Carta pastoral de los Obispos, “Paz a vosotros”)

Y en este contexto de oscuridad y descoloque, compartimos nuestros aprendizajes y ponemos en circulación nuevas iniciativas e intuiciones para ayudar a poner luz en nuestro camino. Desde el equipo de espiritualidad de Cáritas alentamos a la reflexión personal y a la oración como sustento para afrontar este tiempo de crisis sanitaria y social. Y en este empeño día a día enviamos el minuto de sentido. Las frases, reflexiones o canciones que recibimos en el móvil quieren ser un minuto para encontrarse con Dios. Un Dios que se empeña en hacerse notar en cada acontecimiento, en cada hecho significativo, en cada dolor y sufrimiento, en cada alegría y esperanza. Un minuto al día para mirar, para escuchar, revisar, para recordar, profundizar, pedir, agradecer, para recuperar fuerzas, recobrar ilusiones, …

También han surgido, en este tiempo, otras iniciativas diocesanas con el objetivo de cultivar la espiritualidad, de sentirnos más Comunidad a pesar de la dificultad. Se han redoblado esfuerzos y desplegada toda la creatividad posible para buscar los medios más adecuados: en el campo de la liturgia (celebraciones por radio, televisión, por la página web); en el ámbito de anuncio y catequesis: materiales para trabajar con jóvenes, con familias, oraciones compartidas en las comunidades, …, incluso hemos podido celebrar con la familia eskaut el primer Gorka Deuna online de la historia.

Así que, no dejemos pasar el momento. En este tiempo difícil que nos toca vivir dediquemos un tiempo, también, a cuidarnos interiormente. Superemos la tristeza con la alegría de Jesús resucitado y con una mirada de esperanza “sabiendo que Dios se presenta en medio de nosotros, aunque estemos con las puertas cerradas”.

Manu Moreno

Delegado de Cáritas Bizkaia

#LASOLIDARIDADNOCIERRA

Colabora compartiendo en tus redes sociales: