Categorías
#lasolidaridadnocierra

Gandarias; Etxea, المنزل, Casa

Etxea, المنزل, Casa, hoy estas palabras son las que más se escuchan en nuestro día a día, el coronavirus nos obliga a paralizar el mundo y a quedarnos en nuestras casas. Momentos de compartir en Sendi, العائلة, familia, algo que no hacíamos desde hacía tiempo por las rutinas del día a día. 24 horas de convivencia y de compartir emociones, sentimientos y vida.

En Gandarias Etxea no podía ser menos, llevamos dos años construyendo familia, pero hoy más que nunca la hemos forjado, con nuestros más y con nuestros menos, hoy luchamos día tras día por ganarle la batalla a este poderoso bicho al que tanto tememos.

Aunque ha sido difícil establecer rutinas, hemos conseguido que nuestros jóvenes de entre 18 y 25 años logren entender la importancia de continuar los procesos personales a pesar de estar en casa.

Tratamos de levantarnos todos los días a las 10 de la mañana para empezar con las limpiezas, unas limpiezas que, aunque antes del confinamiento costaba mucho realizar, ahora lo hacen con intensidad, incluso, cuando alguien está más baguete, se animan y se apoyan entre ellos para que se hagan bien.

Después de las limpiezas aquellos que han tenido que paralizar sus estudios, realizan deberes, incluso hay quien hace Tests de autoescuela, o aprovecha estos momentos para redactar las frases de rap que antes no hacían por falta tiempo.

¡Y… ahora… lo que muchos desean! Bajar a por el pan, todavía recuerdo esos momentos en los que les pedíamos que fueran a por el pan o tirar la basura y se quejaban porque no les apetecía, ahora marchan corriendo, felices de poder saborear durante 5 minutos la sensación de libertad.

A las 14:30 todos a la mesa, hoy observamos la solidaridad en ellos, se ayudan con las tareas de poner mesa, recoger, fregar… Pero, sobre todo, las sobremesas, qué gusto poder dedicarle tiempo a estar en la mesa charlando, riéndose, contando anécdotas, situación que antes del confinamiento costaba, ya que las rutinas del día a día no lo permitían.

Luego toca alguna que otra sesión de película o serie. Aprovechamos a ver en familia películas, lo que más gusta; películas de miedo, pero ¡cómo nos gusta reírnos conmigo porque me da miedito!, pero a su vez, ¡qué bonito es ver cómo me apoyan y me facilitan la posibilidad de cambiar la película para que no lo pase mal!, ¿con tanto calorcito alrededor quien no se atreve a ver una película de miedo?

Entre tanto, algún que otro cigarrito en la terraza, espacio que hemos habilitado para este tiempo, nuestro momento de tomar el solete cuando nos alegra los días. Y en los días que llueve, pero el sol quiere asomar con fuerza, aprovechamos a ver nuestro arcoíris tan bonito recordándonos que #TodoIráBien.

Por último, no pueden faltar esas partidas a la play, incluso torneos que provocan pique y hace que se unen todos, momentos de jugar a las damas o al parchís, ¿hacía cuánto no jugábamos al parchís? Recordáis los piques… “abre la barrera, no me dejas avanzar”, hoy resuenan con fuerza esos momentos graciosos. Alguna que otra foto para reírnos, filmar un corto, rapear… ¡En Gandarias Etxea tenemos muchos artistas!

Para finalizar el día, cena, sobremesa de nuevo, película y ¡a la cama! Momento de agradecer que un día más hemos vencido al coronavirus.

#DENOKARTEANLORTUKODUGU

#TODOIRABIEN

#LASOLIDARIDADNOCIERRA

Elena Reifarth Alonso

Educadora Social en Gandarias Etxea

Cáritas Bizkaia

Colabora compartiendo en tus redes sociales: